Postboda María + Raúl

Si habéis visto el álbum de su boda, os imaginaréis como fue el día de la postboda...

Si algo hemos aprendido de estos dos, es que no tienen límites y que cuando nos juntamos, pueden salir cosas tan divertidas como algunas que veréis en este post. El Pantano de la Viñuela fue el escenario perfecto, que tanto nos gusta para este tipo de sesión, y la luz del atardecer brillaba con más fuerza que nunca esa tarde. Nos recorrimos el pantano de arriba a abajo creando juntos, improvisando y disfrutando de las risas, que no faltaron ni un minuto. Este es el resultado de una tarde de postboda con muchas ganas de pasarlo bien.






















































































































































































Nunca compartiremos tu email con nadie.